Neutralizando nuestras debilidades

“Una mente atormentada por la duda no puede concentrarse en el camino que conduce al éxito”. Arthur Golden

Neutralizando nuestra debilidades 1

Las debilidades son dudas reconocidas de que nos hacen falta habilidades, comportamientos, aptitudes, atributos y/o actitudes que no nos permitan llegar a metas y objetivos, sean personales o de la organización donde se trabaja.

El punto de partida para saber que hacer, es reconocer que tiene la carencia y que además tiene importancia en el desarrollo de sus actividades.

Las debilidades no desaparecen de la noche a la mañana, se requiere esfuerzo, pero al decidir trabajar en ella se empieza a reducir el ruido que ocasiona cada vez que es necesaria usarla.

Neutralizando las debilidades, ideas para actuar:

APOYARSE: Todos tenemos un círculo de personas con quienes tenemos vínculos que nos unen, grandes o pequeños, no es el tema, y les reconocemos de lo que son capaces de hacer y no hacer. La tarea aquí es sobre la debilidad que yo tengo, identificar quien puede actuar sobre ella sin contratiempos para apoyarnos cuándo se tenga que poner en juego está mi debilidad.

COMPARTIR/INTERCAMBIAR: Cuando se nos dé un trabajo específico, buscar, de ser posible, compartirlo o intercambiarlo con personas de nuestro entorno, esforzándose que se haga la encomienda entregada. Ello nos compromete a que estemos muy atentos de que se cumpla según los requerimientos y con ello de seguro aprenderemos de cómo hacerlo.

TOCAR OTRAS PUERTAS DEL VECINDARIO: Definitivamente es posible que no tengamos el menor interés en trabajar sobre esa debilidad, y si esta es estratégica a la posición que se tiene, entonces solo hay un camino, abrir la puerta y cambia de empleo o puesto. De no hacerlo nuestra Marca Personal se verá deteriorada, pues en más fácil referirse a los resultados negativos que a los positivos.

COMPRENSIÓN: Apelar al “Si” (Simpatía-Indulgencia), partiendo que reconozco mi debilidad y teniendo excelentes relaciones con las personas que trabajo (Simpatía) busco que comprendan mi debilidad (Indulgencia) y que cada vez que se requiera el uso de mi debilidad, tenga por parte de ellos el reconocimiento de que me falta. pero que tengo otras fortalezas que en conjunto me hacen ver que agrego valor.

PODERÍO: Cabe una pregunta ¿Cuál es mi Core business?, es decir que es lo mejor que yo hago, que me permite generar valor a la organización, si esto es suficiente para considerarme excelente, lo que queda es concentrarse en lo que mejor se sabe hacer.

Bueno recetas mágicas no hay, pero decidamos identificar nuestras debilidades y tomemos la decisión de qué hacer con ella, lo cierto es que no podemos dejarla allí y esperar que el tiempo la desaparezca.

Referencia Bibliográfica: Lombardo M.M. & Eichinger R.W. (2013); FYI For your improvement ; Lominger International - 5ta Edición; USA

Anuncios